Huertas y Jardines
Sitio dedicado a todo lo necesario para la producción de alimentos vegetales y frutales. Mantenimiento de parques y jardines.
Recetas vegetarianas. La Luna y las plantas. Todos los consejos para cultivar sus propias verduras y hortalizas.
 
Enero: Tareas mes a mes

Frutales

Tendrás que controlar la maleza de los fresales y fertilizarlos una vez a la semana con productos ricos en potasa. Ya se pueden cosechar las primeras fresas.

Los kiwis se plantan de mayo a finales de enero. Coloca siempre una planta masculina entre, como máximo, cinco o seis femeninas. La masculina, polinizante, se poda después de la floración. A finales de enero hay que despuntar el kiwi, de modo que se puedan desarrollar ramas laterales. En el segundo año después de la plantación, se aconseja guiar los brotes laterales horizontalmente a lo largo de una celosía. De éstos, se desarrollarán nuevos brotes laterales, que se recortan encima de la quinta hoja. Una rama fructífera se poda a la altura de la séptima hoja encima del fruto. Este proceso se debe repetir durante todo el verano.

Para obtener una rica cosecha de frutales de variedad de Prunus como el almendro, el cerezo, el durazno y el ciruelo, lo mejor es aclarar ahora la cantidad de frutos. En los perales elimina una posible segunda floración en noviembre o diciembre: te ayudará a prevenir enfermedades de origen bacteriano.

Controla también si los manzanos tienen mildíu (brotes con polvo blanco). Podando de inmediato las partes afectadas, evitarás su expansión. Tan pronto como su floración ha terminado, hay moros en la costa: la avispilla de las hojas y la cecidomia quieren poner sus huevos en los botones florales. Las larvas se desarrollan con rapidez y dañan la manzana, que crecerá normal, pero que será una fruta 'agusanada'. Hay que combatirlas de inmediato. Si deseas tener manzanas y peras sanas, elimina con cuidado los frutos que crecen demasiado cerca uno de otro.

En las variedades de Ribes como los diferentes tipos de groselleros, cultivados como setos, aprieta los brotes jóvenes tan pronto como éstos alcancen de 10 a 20 cm. de largo. De este modo se detiene el fuerte crecimiento, por lo que se forman más botones florales para el próximo año. Controla a diario si hay orugas (de la avispilla de las hojas) porque son capaces de devorar todo el arbusto en un par de días.