Febrero: Tareas mes a mes

Riego

En este mes caluroso, regar o rociar con regularidad es un requisito indispensable para obtener un crecimiento y una floración abundantes. No dejes nunca que el suelo se seque del todo.

Las gotas de agua funcionan como una lupa, lo que provoca quemaduras en el césped, las flores y las hojas. Aparte de eso, durante el mediodía, la mayor parte del agua se evapora enseguida, una razón más para no rociar durante estas horas. El mejor momento para hacerlo es por la mañana o al final de la tarde, donde el sol ya no es fuerte.

Aunque el día este nublado es conveniente regar, ya que la evapotranspiración es alta de todas maneras.

Regando temprano limitas la posibilidad de que aparezcan enfermedades fúngicas como el mildíu o la enfermedad del marchitamiento en las variedades de clemátide. Es preferible regar tres veces por semana abundantemente que hacerlo diariamente durante un par de minutos. Cuando se hace durante poco tiempo y, por tanto, superficialmente, el agua apenas penetra en el suelo y casi no alcanza las raíces.

Artículo: Febrero: Riego

Revisado por:

Modificado:

Logo de Huertas y Jardines