Permacultura

Diseñar Para Recuperar

Cuando se diseña para la permanencia, lo que nos importa son los bosques, los pastos permanentes, los lagos y los estanques y la agricultura sin labrar. Con esto tendremos que jugar mientras no entendamos mejor lo que será sostenible.

Los techos pueden suministrar agua para usos industriales. Sencillamente, América está escasa de tanques.

Existen diferentes tipos de tanques. Un tipo es el que se pone por debajo del tubo de la cañería del techo de las casas.

Los tanques baratos son otro tipo de tanques – los tanques de tierra. Ningún problema en absoluto. Siempre hay suficiente agua para todos nuestros usos – agua dulce que en la actualidad dejamos perder en el mar.

Tenemos tres maneras de almacenar el agua. Podemos almacenarla en el suelo; podemos almacenarla en tanques de tierra superficiales y podemos almacenarla en una zona de captación cerrada. En zonas agrícolas, usaremos los suelos. En situaciones domesticas usaremos tanques de tierra. Son mucho más baratas. Para cada 18.900 litros (N.d.T. se ha asumido que la cantidad especificada en el texto original de 5000 galones estaba expresada en galones de EE.UU.) almacenables en tanques de cemento, podemos almacenar 945.000 litros en tanques de tierra al mismo coste.

Tenemos estrategias legales y financieras. Localmente podemos convertirnos en bioregiones mucho más autosuficientes. La gente que lo está haciendo está anexando invernaderos a sus casas y cultivando su propio huerto. Se está dando una conversión inmensa. Allí es donde empezamos, poniendo nuestros esfuerzos sobre media hectárea (N.d.T. en el texto original un acre, que es un poco menos que ½ Ha).

Ahora, la cosa que hemos ignorado, a la cual le hemos dado la espalda e incluso hemos huido de ella, es de convertir capital de inversión de alto nivel en estos sistemas de bajo consumo energético. Hay toda una serie de estrategias para ponerlo en práctica que estamos construyendo un servicio de “Banco de la Tierra”. Algunas de estas estrategias también aportarán beneficios a nuestra felicidad social.

La única manera de hacer las cosas rápidamente es de hacer el menor número de movimientos en el menor tiempo posible y a través de una delegación muy rápida de trabajo a las personas. No hay ninguna esperanza que esto se consiga hacer durante los próximos 5 años si nos lo guardamos para nosotros. Por eso, he venido aquí para romper el monopolio de la elite alternativa de Norte América. Tenemos que dispersar a los expertos por todas partes. Necesitamos a cientos y cientos de ellos. En ningún momento queremos patentar nada o quedarnos con la información, ni siquiera quedarnos con nuestros trabajos. Ya pasó el tiempo para eso. Estamos involucrados en un sistema cooperativo no en uno competitivo. Somos muy pocos funcionando en este extremo del sistema, por ello tenemos que actuar de manera muy eficiente para crear la mayor cantidad de cambios en el periodo de tiempo más breve.

Me parece que tenemos aquí un principio ético: dejar de admirar a la gente que tiene dinero. Se tiene que producir un gran cambio ético. Es un tiempo muy interesante en el que vivir. Tenemos que dar un gran giro alejándonos de nuestro sistema educativo. Todos los principios y las metodologías que utilizamos surgieron como resultado de observar a los sistemas naturales, y están expresados de manera pasiva. El salto mental que se necesita hacer para crear la permacultura es darse cuenta de que la podemos coger y ponerla en práctica. Tenemos que transformar nuestro conocimiento en activo. Necesitamos ir desde un nivel de pensamiento pasivo a uno activo.

Artículo: Permacultura. Diseñar Para Recuperar

Revisado por:

Modificado:

Logo de Huertas y Jardines