Permacultura

La prolijidad es un síntoma de daño cerebral

El jardín británico es una señal extraordinaria de prolijidad y desorden funcional. Se puede medir fácilmente, pero no produce mucho. Lo que queremos es desorden creativo. Lo repito, no es importante el número de elementos que haya dentro de un sistema sino el nivel de organización funcional de esos elementos – las funciones beneficiosas.

El Rendimiento es la suma de las energías útiles acumuladas. Es la suma de las energías conservadas y producidas en los sistemas. Nunca es solo el rendimiento producido, no son los quilos de tomates o de pescado o de bellotas - que representa la manera más habitual de las personas de medir el rendimiento – sino que es la suma de la energía contenida en contenedores utilizables. El rendimiento depende del diseño y es teóricamente ilimitado. Esto es, nunca he conocido un sistema en el cual no se pueda aumentar el rendimiento mejorando el diseño.

Tal como el diseño depende de nuestra comprensión del sistema, también el rendimiento depende de nuestro grado de comprensión de las cosas. Es el intelecto el que decide todas las cosas más que cualquier factor extrínseco. No tengo muy claro que es el intelecto. Lo defino como nuestra habilidad de comprensión, la cual puede que no sea intelectual sino empática.

La diversidad aumenta entre la fuente y el sumidero: es posible que aumenten los acumuladores de energía y la complejidad organizativa. Nuestro trabajo consiste en convertir esas pausas en el cambio constante entre algunas de esas categorías en recursos útiles. El número y la variedad de especies de un sistema que pueden sobrevivir conjuntamente dependen del número de nichos existentes. Es el hoyo del pájaro carpintero dentro del bosque.

Ahora, una vez más, el número de nichos en un sistema depende del diseño del mismo. Así que ahora llegamos al caso práctico. En situaciones en las cuales debería haber una saturación de especies y de rendimientos, podemos hacer una gran diferencia con solo ver dónde podemos crear más espacio, a menudo mediante acciones muy pequeñas [Después de averiguar primero en que lugares existen nichos sin llenar, espacios vacíos y rellenándolos. Mas en concreto, los ecosistemas templados a menudo son incompletos. –DH]. El número de pares de palomas reproduciéndose en un acantilado, depende del número de salientes del mismo. Aumentar las salientes es fácil. A menudo lo que mantiene una productividad baja, no es el factor básico de alimentación. De hecho los límites alimenticios son cosas muy raras de alcanzar. Es algún otro factor no relacionado con la alimentación. Hay toneladas de comida [bellotas] alrededor de este medio ambiente [Wilton, New Hampshire] sin que nada se la coma. Lo que debemos hacer es ver cómo funcionan ahí las cosas y cómo funcionan elementos diferentes.

La sabiduría de las tribus señala que uno debería solamente hacer aquellos actos que sean necesarios y que los actos innecesarios tienden a ser muy destructivos. El resto sigue su curso. Así se disculpan por lo que tienen que hacer y lo hacen; pero entre ellos no se ve a la gente haciendo cosas innecesarias.

En alguna época alrededor de 1952, tuve una casa en el bosque, y pensé, como una cosa experimental que no talaría un árbol a menos que no fuese necesario. Nunca tuve que hacerlo, pero también se podría vivir en el bosque talando árboles. Desgraciadamente si se tiene dinero, es difícil no hacerlo. Siempre estáis haciendo algo para deshaceros del dinero. Como el petróleo. A mi manera de ver, la mitología de las tribus, era una forma de enseñar a cuidar el medioambiente. Creo que estamos metidos en un juego más complicado del que habíamos pensado previamente.

Si se pone un pez y unas cuantas algas en un estanque, y una de esas algas es particularmente deliciosa, el pez devorará las algas más sabrosas hasta que se terminen. De esa manera los peces las perjudican.

Entonces, las otras algas no apetecibles para el pez aumentan, controlando así al pez y dejándolo sin comida. El pez se come las algas y las algas destruyen al pez.

Dejamos al ganado pasearse por el paisaje, y el paisaje responde. El ganado perjudica a sus plantas favoritas y estimula la producción de plantas que no les gustan. Eso cierra el paisaje al ganado. Algunas de esas plantas son venenosas para el ganado. Esto es lo que se observa una y otra vez, que el paisaje responde.

Hay una reacción dentro de los paisajes que hacía las cosas dañinas. No sé como ésta funciona en contra de una de esas maquinas a carbón que se mastican la tierra, pero probablemente debe tener una respuesta a largo plazo, la cual puede ser lluvia ácida. Así que no se puede empujar algo sin recibir un empujón como reacción. Pensamos en términos de la física mecánica, la cual dice que cada acción tiene una reacción igual y opuesta. Pero los chinos dicen "No, eso no es verdad”. Si pateas a un sistema vivo, os devolverá la patada más fuerte. "A menudo la reacción es injustamente opresiva. Ustedes pueden, simplemente empujar a alguien fuera de la puerta; y esa persona regresará con una horca y no precisamente para empujar; sino listo para clavárosla".

Ahora bien, hay diferentes tipos de actos. Existen actos necesarios y actos dañinos. Pero existen también actos benéficos. Y eso da otra hipótesis: que probablemente se pueden obtener más cosas buenas de las que nos proporciona el diseño. Y esto también parece ser verdad. Lo que ha pasado probablemente, desde el principio de un sistema diseñado conscientemente, es que cuando ponemos 3 elementos en conjunción, funcionando en armonía, se obtienen otros resultados benéficos que nosotros no habíamos diseñado. Y eso ha sucedido casi sin excepción.

Esto es algo que no se nos enseña, que al haber hecho una cosa correctamente, esta continúa y seguirá produciendo muchas otras cosas por sí misma. Así que parece que hay algo pasando allí fuera que nos cuesta de analizar. Alguna vez se realiza una pequeña acción simple y directa pensando que será beneficial y descubres, si te apartas, la observas y la dejas en paz, que continuará y quizás te de otros 10 beneficios sobre los cuales no habías contado. Después, si lo observas de cerca, a pesar de haberlo hecho por una razón sola muy bien pensada, te das cuenta de que después de hacerlo había 12 o 15 razones más para hacerlo. Creo que todos conocemos ejemplos como estos. Cuando alguien instala el invernadero en la fachada de la casa, en lugar de colocarla allí fuera al sol, puede que lo haya hecho por una única razón, calentar la casa quizás, o para que resulte más fácil cuidarlo. Pero entonces de ello, surgieron muchas otras cosas buenas.

No estamos muy seguros de lo que están haciendo, pero los grupos aborígenes andan por ahí limpiando su país sin hacerse notar. Son muy reservados con respecto a lo que hacen, pero están llevando a cabo pequeños arreglos en el campo. Tienen que realizar una pequeña ceremonia para mantener los manantiales fluyendo en un lugar de la montaña.

Nosotros nos burlamos de ellos. Sabemos que esos manantiales fluirán con o sin sus ceremonias. Pero si les quitamos sus religiones los manantiales pararán de fluir. Ustedes no les explican conceptos avanzados a los idiotas. De cualquier forma ellos no nos dirán mucho acerca de lo que ellos saben. Supongo que les preocupa lo que podríamos hacer con esa información.

Así que aquí tenemos otra forma totalmente nueva de pensar acerca de las cosas, que creo que encontraríamos más productiva, porque es una manera útil de resumir muchas cosas. Se pueden extraer de ellas principios si se quiere.

Uno de ellos es "Cada cosa funciona en dos sentidos". Otro es “Si haces algo correctamente, ello producirá por si mismo muchas más cosas correctas”.

Ahora podemos debatir si empezamos por los principios y vamos hacia el mundo real, o (como trato de proceder) vamos al mundo real y llegamos a los principios. ¿Nos fijamos en lo que esta pasando realmente y nos sentamos bajo un árbol a pensar: pues algo esta pasando aquí? o ¿empezamos por ir a la naturaleza, tratamos de entender qué esta pasando y entonces nos dirigimos al huerto? Tenemos esta duda sobre como proceder: ir de la filosofía al huerto o del huerto a la filosofía. Pienso que hay gente desplazándose en ambas direcciones, gente procediendo de lo abstracto hacia el huerto y gente procediendo del huerto hacia lo abstracto. La mayoría de nosotros esta saliendo del huerto y se dirige hacia la filosofía; unos pocos han llegado hasta el templo y están bajando al huerto.

Pensando, una vez más, en nuestra enseñanza general y especialmente en la enseñanza primaria, que nos están enseñando una gran cantidad de cosas sobre fenómenos estáticos y datos interrelacionados sobre fenómenos particulares pero no nos enseñan los procesos interactivos, ni nada acerca de la resonancia de las cosas. El mundo real en el que vivimos se halla en un flujo constante. Las cosas están moviéndose constantemente hacia algún lugar. No existe algo como un cuadro tranquilo de un fenómeno natural. Todo está en marcha hacia otras fases. Pero enseñamos las cosas como si fueran una especie de verdades rígidas. Estamos bloqueados culturalmente. Y es así porque tenemos una cultura científica, tratamos de medirlo todo. Hay diferentes maneras de llegar a las cosas. Yo no sé manejar símbolos; algunos no saben manejar números; otros no saben manejar las dimensiones. Por eso es benéfico asociarse en grupos pequeños, solo para tratar de obtener enfoques diferentes sobre las mismas verdades, tratando de comprender los diferentes matices de la realidad. Esta dinámica no existe en la educación. Hay algo de que deberíamos hablar distendidamente. Hay un tipo de armonía que si pudiéramos atraparla, nos procuraría mucha comprensión, mucho control sobre los eventos. Nuestro trabajo consiste en poner las cosas en el lugar correcto y luego dejarlas a sí mismas. Pero para ponerlas en el lugar correcto, hemos de tener primero mucha información acerca de ellas. Cualquier cosa que estemos tratando de colocar, sea esto un edificio, un árbol, un animal, un camino, una estructura, o una persona; tenemos que conocer todo cuanto se pueda acerca de ello. Hemos de conocer sus funciones intrínsecas; cual es su función natural, que es lo que no puede hacer a menos de hacer por ser sí mismo y por tratarse de un ser viviente. Algunos animales y plantas deben reproducirse, y lo hacen en maneras diferentes. Después existen cosas que podemos clasificar como productos, sobre las cuales podemos estar interesados. Estos pueden ser de 2 ó 3 niveles o índole. Hay los que podríamos llamar rendimientos directos, por ejemplo: las gallinas ponen huevos. Luego quizás hay rendimientos que pueden ser derivados, secundarios o procesados. Por ej. el estiércol de las gallinas produce metano. Así tenemos que conocer cuales son los diferentes rendimientos.

También vale la pena conocer cómo funcionan los elementos. Tienen comportamientos, hacen cosas: se dan paseos o se balancean. Tienen propiedades. Reflectarán o no la luz. Poseen propiedades con relación a lo que son.

Tienen un color, comportamientos, tienen todo un conjunto de interacciones comportamientos del tipo estímulos respuesta.

Los comportamientos también se dan a corto y largo plazo. A menudo nosotros también comentamos sobre el comportamiento a corto plazo de las cosas, lo cual no es como ellas se comportan en el largo plazo. Nuestra ciencia, particularmente la psicología, está muy afectada por no fijarse en el comportamiento a largo plazo.

Ahora, si supiéramos lo bastante, si tuviésemos suficiente información, entonces, para cada elemento del sistema, para cada entidad, se podrían crear listados de muchas de estas cosas. Y entonces podríamos hacer muchísimo uso de ellas en el diseño. Pero estas no son las cosas que están siendo listadas cono conocimiento acerca de las entidades.

Ustedes pueden obtener conocimiento de casi cualquier cosa en relación con un árbol, excepto estos elementos. ¡Qué mala suerte! Se sabe muy poco sobre las propiedades de un árbol. En cuanto a sus rendimientos, puede que sea casi incognoscible. Una vez traté de averiguar cómo la gente utilizaba los nogales. Averigüe que existe un pueblo que basa toda su cultura en el nogal, otras culturas pueden basar su cultura sobre el bambú. Alternativamente puedes coger los nogales tal como son. Depende de ti.

Sí tienes una idea exacta de lo que se conoce acerca de algo, entonces estás listo para colocarlo de manera que pueda funcionar, de manera que su función intrínseca pueda darse. Entonces este producirá sus rendimientos y será posible aprovechar sus rendimientos secundarios, y se comportará de manera amistosa porqué lo colocaremos cerca de las cosas que le son benéficas.

Existe una diferencia enorme entre la manera en que hacemos un diseño en permacultura y la manera en que lo haría un agricultor. En serio, lo que estamos haciendo es tratar de dejar que las cosas funcionen en una manera natural.

Artículo: Permacultura. La prolijidad es un síntoma de daño cerebral

Revisado por:

Modificado:

Logo de Huertas y Jardines