Huertas y Jardines
Sitio dedicado a todo lo necesario para la producción de alimentos vegetales y frutales. Mantenimiento de parques y jardines.
Recetas vegetarianas. La Luna y las plantas. Todos los consejos para cultivar sus propias verduras y hortalizas.
 
Septiembre: Tareas mes a mes

Trabajos de poda y huerta

Los rosales pueden podarse desde finales de septiembre; utiliza unas tijeras de podar limpias y afiladas. Hasta una altura de 45 cm. en el caso de los arbustivos, mientras que los rosales en pie se podan por encima del lugar del injerto. Recorta las ramas hasta una longitud de 40 cm. como máximo, justo encima de una yema. Los llorones se pueden dejar un poco más largos.

En el caso de los trepadores no deben podarse las ramas principales, pero sí las laterales, rigurosamente hasta por encima de la quinta yema. Los viejos rosales trepadores pueden rejuvenecerse cortando desde abajo una rama principal vieja.

Es recomendable podar ahora un seto de ligustrina que necesite un rejuvenecimiento, utilizando una podadora. Mantendremos sólo las ramas principales fuertes hasta una longitud de entre 50 y 100 cm. Hay que hacer lo propio también con la hiedra, cuando haya formado ramas que cuelgan sueltas. Asimismo, elimina a tiempo los pedúnculos que se hayan adherido a la madera de las ventanas o a los canalones del tejado.
La clemátide de floración tardía debe podarse hasta justo por encima del suelo. Estate atento, ya que a los caracoles y babosas les encantan los brotes jóvenes. En cuanto al espliego y al brezo, usaremos un cortasetos, pero con cuidado de no pasarnos y llegar hasta la madera pelada.

Sólo de la hortensia puedes podar todas las ramas hasta justo por encima del suelo. El resto de variedades, las dejaremos como están hasta noviembre. Además, es posible cortar algunas ramas de un prunus y ponerlas en un jarrón. Así trasladarás la primavera a casa, con estas ramas en flor que se abren tan pronto.

Respecto a la huerta, ya puedes sembrar porotos y habas en el suelo al aire libre.